No nos van a callar
SOCIEDAD

No nos van a callar

En un país donde alzar la voz es el oficio más peligroso, la valentía de las nuevas generaciones de periodistas aumenta

Por Maguelsy Caballero

Ilustración Neh Decoh

Tengo 18 años. Curso la carrera de Periodismo multimedia en la Facultad de Ciencias de la Comunicación en la Universidad Autónoma de Nuevo León y busco el progreso de mi país.

Mucho se piensa que estudiar esta carrera es una pérdida de tiempo, que te vas a morir de hambre, que cualquiera lo puede hacer o que te pueden matar. Sin embargo, es un trabajo que pocos comprenden y se atreven a hacer.

A nosotros no solo nos amenaza el crimen organizado, también lo hacen los mismos que deberían procurarnos una mejor vida.

Ingresé a periodismo porque me encantaba la farándula y el entretenimiento. Mi meta era ser locutora de radio y hablar de esos temas. Conforme fueron avanzando los semestres descubrí un mundo en el periodismo que había pasado por alto.

Fue triste cuando leí las cifras. Según estudios de Reporteros Sin Fronteras (RSF), México se encuentra en el tercer lugar de la lista de los países más riesgosos para ejercer el periodismo después de Siria y Afganistán. Y lo comprueban los más de 100 periodistas asesinados desde el 2000.

Ana Cristina Ruelas, directora de Artículo 19, menciona en una entrevista para Aristegui Noticias que, mientras los crímenes en México tienen un 98% de impunidad, los que son contra la prensa tienen 99.75%. Además, el 53% de las agresiones a la prensa vienen de funcionarios públicos.

Para escribir este texto tengo que entrevistar a diversos estudiantes de periodismo lo suficientemente valientes. Algo difícil de encontrar. La mayoría de los próximos comunicólogos quieren reportear deportes, espectáculos o hasta el clima. Ian Cavazos, estudiante de periodismo multimedia de 19 años ingresó a la carrera porque le gusta escribir. Al inicio quería escribir sobre moda, pero poco a poco su interés fue cambiando. “Comencé a descubrir y cuestionar cosas que nadie se atreve porque les incomoda. No les gusta profundizar o prefieren quedarse del lado de la ignorancia”-, cuenta Ian.

Con el paso del tiempo Ian fue tomando un gusto por la política en su país. Ahora también le gustaría escribir sobre temas políticos, de seguridad y transparencia.

Entre algunas de las agresiones que se han visto contra los periodistas estos últimos años, se puede mencionar la investigación publicada en The New York Times titulada Somos los nuevos enemigos del estado: el espionaje a activistas y periodistas en México. Este reportaje comprueba que a partir de un malware conocido como Pegasus, el Gobierno de México espía a sus periodistas.  

“Es muy intimidante que el gobierno investigue a la prensa. Como dice Daniela Mendoza de Milenio, ‘no nos van a callar’. Es nuestra responsabilidad. Aunque me de miedo, no me va a impedir realizar mi labor como periodista”, comenta Ian.

Muchos periodistas han sido amenazados o, peor aún, asesinados por una investigación que puede ayudar al pueblo a despertar y abrir los ojos. Ian y yo, lo hicimos y ahora somos parte de las nuevas voces, aquellas en las que los ciudadanos podrán creer. Es nuestro deber educar y mostrar a la gente qué es lo que falla en nuestro país. No nos van a callar, porque si nos matan, aún muertos, habrá alguien que alce la voz por nosotros.

Comments

comments

agosto 23, 2017

About Author

admin


Lagarto no. 9 (PDF)
Lagarto no. 9 (PDF)
Lagarto no. 5 (pdf)
Lagarto no. 5 (pdf)
Lagarto no. 1 (PDF)
Lagarto no. 1 (PDF)
Lagarto no. 8 (PDF)
Lagarto no. 8 (PDF)
lagarto no. 4 (PDF)
lagarto no. 4 (PDF)
Lagarto no. 7 (PDF)
Lagarto no. 7 (PDF)
lagarto no. 3 (PDF)
lagarto no. 3 (PDF)
MÁS FOTOS
Lagarto no. 6 (Pdf)
Lagarto no. 6 (Pdf)
lagarto no. 2 (PDF)
lagarto no. 2 (PDF)
Sigue a LAGARTO
wordpress statistics