Editorial Septiembre
SOCIEDAD

Editorial Septiembre

El último episodio de la política exterior mexicana es el raro caso de expulsión a un diplomático. El embajador de Corea del Norte, Kim Hyong Gil, fue invitado a abandonar México días después de que su país anunció con éxito un ensayo nuclear.

Esta expulsión es parte de una serie de movimientos poco convencionales que realiza la política exterior mexicana desde que Luis Videgaray llegó a la cancillería a “aprender”, según dijo en su primera rueda de prensa.

No es el único caso. Hace unos meses Videgaray actuó para que la Organización de Estados Americanos condenara la situación en Venezuela. Todo quedó en un intento fallido, pero este hecho habla de un cambio radical en la forma de operar la política exterior mexicana. ¿A qué obedece este cambio?

México arrastra una dependencia económica del 70 por ciento con los Estados Unidos. Allá viven 12 millones de mexicanos que mandan remesas superiores a los ingresos petroleros del país. En ese contexto Estados Unidos eligió a un candidato con un claro discurso antimexicano. Donald Trump nos ha llamado ladrones y violadores, nos amenaza con deportar a los indocumentados, construir un muro en la frontera y con acabar el Tratado de Libre Comercio. A su llegada al poder, amenazó a empresarios para que inversiones estadounidenses regresaran a su país y cancelaran proyectos en México. El primero en contactar al equipo de Trump fue Luis Videgaray a través de Jared Kushner, yerno de Trump. El exsecretario de Hacienda se encontraba en la congeladora luego de que se revelara la adquisición millonaria de casas en Malinalco, Estado de México. De esta manera salió del ostracismo político y llegó a ser canciller.

Desde entonces la agenda norteamericana en política exterior fue la misma para México. Los casos de Corea y Venezuela lo confirman. Estos indicadores darían señales de que la tan celebrada independencia de México no es tal. Dejamos de depender de la corona española en 1810 para servir ahora a los Estados Unidos.

Desde su llegada a Relaciones Exteriores el aprendiz de canciller, Luis Videgaray, vive confundido. Transformó la doctrina Estrada que proclama la no intervención en asuntos internos de otros países, y adoptó la doctrina Monroe, creada por John Quincy Adams y que se resume en el lema: América para los americanos.

 

RPA

Ilustración: Yudel

 

Comments

comments

octubre 29, 2017

About Author

admin


LAGARTO NO. 10 (PDF)
LAGARTO NO. 10 (PDF)
Lagarto no. 6 (Pdf)
Lagarto no. 6 (Pdf)
lagarto no. 2 (PDF)
lagarto no. 2 (PDF)

http://www.lagarto.mx/googlebe20ba810f473c94.html

Lagarto no. 9 (PDF)
Lagarto no. 9 (PDF)
Lagarto no. 5 (pdf)
Lagarto no. 5 (pdf)
Lagarto no. 1 (PDF)
Lagarto no. 1 (PDF)
Lagarto no. 8 (PDF)
Lagarto no. 8 (PDF)
lagarto no. 4 (PDF)
lagarto no. 4 (PDF)
MÁS FOTOS
Lagarto no. 7 (PDF)
Lagarto no. 7 (PDF)
lagarto no. 3 (PDF)
lagarto no. 3 (PDF)
Sigue a LAGARTO
wordpress statistics