Editorial Mayo
SOCIEDAD

Editorial Mayo

Una de las razones por las que nació esta revista fue por la falta de oportunidades en los medios de comunicación de Nuevo León. Al igual que miles de egresados de periodismo, artes visuales o filosofía y letras, el staff de Lagarto también ha pasado meses sin trabajo o ha aceptado un empleo que no cumple las expectativas.

Algunos de nosotros no tenemos prestaciones y no sabemos qué va a pasar una vez que nos llegue la senectud. Tenemos otros empleos para subsistir, pero el periodismo es nuestra pasión y, sobre todo, un compromiso con la sociedad. No nos importa que lo etiqueten como el peor oficio del mundo; para nosotros es el mejor.

Lo malo es que en Nuevo León hay pocos periódicos. En los que algunas veces, hemos sido reporteros de escritorio; de hacer resúmenes de boletines como si fueran notas periodísticas; de tomar el teléfono o escribir un email para conseguir información sin salir a investigar.

Hay escasos canales de televisión cuyo contenido se concentra más en la humillación hacia otros y en mostrar chicas guapas, en lugar de presentar material de valor; y diversas estaciones de radio con más publicidad y menos tiempo para los locutores y la música.

Estamos enfrentando una crisis mundial de la información. Pero no fue de un día para otro. Se propagó. Mientras más avariciosos se hacían los medios, de menor calidad eran las circunstancias para ejercer el periodismo. Nuevo León no fue la excepción.

Mucha gente ya no cree en los periodistas. El cuarto poder pierde fuerza y se demuestra con la ataques que reciben y con los 105 colegas asesinados en México.

Por otro lado, hay periodistas que, como dice Ryszard Kapuscinski, prenden la luz para que la gente vea cómo las cucarachas corren a ocultarse. Arriesgando sus propias vidas.

Cada vez más periodistas luchan para cambiar los parámetros que les exigen en los medios y crean nuevas plataformas basadas en la libertad de expresión sin censura.

Una de ellas es Lagarto. Un espacio que creamos para promover la cultura, la justicia y contar las historias de la gente.

Es difícil hacer un medio de comunicación independiente y alternativo y para muestra están los intentos que se hicieron antes que marcaron una distinción pero que por diversas causas se desactivaron.

Sin embargo, aún queda la necesidad de más escaparates en la ciudad para difundir el ámbito cultural y social que vivimos.

Por nuestra parte, no importa si solo nuestros amigos o familiares nos leen; o si nos quedamos sin dinero o sin trabajo. Encontraremos la manera de seguir con nuestro compromiso con el periodismo. Buscaremos hasta debajo de las piedras, no esperando encontrar sapos, sino la forma para continuar con Lagarto.

 

 

Comments

comments

mayo 15, 2017

About Author

admin


Lagarto no. 5 (pdf)
Lagarto no. 5 (pdf)
Lagarto no. 1 (PDF)
Lagarto no. 1 (PDF)
lagarto no. 4 (PDF)
lagarto no. 4 (PDF)
lagarto no. 3 (PDF)
lagarto no. 3 (PDF)
MÁS FOTOS
lagarto no. 2 (PDF)
lagarto no. 2 (PDF)
Sigue a LAGARTO
wordpress statistics