Editorial Agosto
SOCIEDAD

Editorial Agosto

La cultura es un don preciado en cualquier sociedad y en cualquier gobierno. Es el mejor recurso para prevenir desviaciones sociales, violencia y corrupción; pero sobre todo tiene que ver con el espíritu de los ciudadanos. La política y el gobierno también deben velar por la felicidad de sus gobernados.

Por eso resulta inverosímil que los sucesivos gobiernos del estado no tengan la cultura y las bellas artes como una de sus prioridades. Si hubiera estímulos sobresalientes a cualquiera de las áreas de la cultura, existieran estos problemas sociales, pero en mucho menor grado y con posibilidad de remedio.

Pero no. La nueva ocurrencia del gobierno actual es reforzar la falta de cultura (hay quien dice que es un efecto y la causa sigue con sombrero) hasta disminuirla a su mínima expresión. Conarte tiene que hacer colectas entre simpatizantes pudientes de las bellas artes para sacar adelante sus proyectos y programas porque el presupuesto oficial está para llorar.    

Esta negligencia y falta de sensibilidad en los mandos superiores se prueba con la destartalada que le acaban de dar a Radio Nuevo León al clausurar la estación Opus 102.1, la única en Nuevo León que oferta música diferente a los chorizos y quelites de la radio convencional.

El argumento de que se tienen que hacer competitivos el Canal 28 y Radio Nuevo León es una falacia porque la estación gubernamental no tiene por qué competir con la radio comercial. El rating no es un argumento para cambiar de giro. Así sean cuatro los que en todo Nuevo León gustan de la ópera, el gobierno tiene que cumplirles, porque la estación no es del gobierno, es de los ciudadanos.

En segundo lugar, ni el canal ni la radio tienen fines comerciales, por lo tanto, no buscan fines económicos. Viven de los impuestos de los ciudadanos.

En tercer lugar, sobreponer fines políticos e individuales a los intereses culturales de los ciudadanos, no importa cuántos, es todavía una perversión mayor a la ocurrencia. Los presupuestos del gobierno no son para que, quienes los ejercen, se vean favorecidos en sus ambiciones políticas individuales.

Ópera para todos, no cápsulas motivacionales.

ArV

Comments

comments

agosto 23, 2017

About Author

admin


Lagarto no. 9 (PDF)
Lagarto no. 9 (PDF)
Lagarto no. 5 (pdf)
Lagarto no. 5 (pdf)
Lagarto no. 1 (PDF)
Lagarto no. 1 (PDF)
Lagarto no. 8 (PDF)
Lagarto no. 8 (PDF)
lagarto no. 4 (PDF)
lagarto no. 4 (PDF)
Lagarto no. 7 (PDF)
Lagarto no. 7 (PDF)
lagarto no. 3 (PDF)
lagarto no. 3 (PDF)
MÁS FOTOS
Lagarto no. 6 (Pdf)
Lagarto no. 6 (Pdf)
lagarto no. 2 (PDF)
lagarto no. 2 (PDF)
Sigue a LAGARTO
wordpress statistics