Con el micrófono en el culo
MÚSICA

Con el micrófono en el culo

Ferko, vocalista de la banda Zyklon B, se desnuda en el escenario y le habla con sinceridad a la sociedad de mierda regiomontana

Por Alex Castaño

Foto Juan Oviedo

Descamisado y con los pezones censurados con cinta de aislar, Ferko se dirige a su público con el descaro de un político que roba millones a través de tratamientos falsos para el cáncer. Sonrisa siniestra, copete alto y un tatuaje de Tom y Jerry en el pecho. Con el encanto y gracia de una gacela que huye saltando de las hienas asesinas, se burla de su audiencia y los llama cerdos moralistas. El público tampoco lo respeta. Se le arrojan encima y lo cachetean. Ferko deja escapar un gesto de cansancio. Ya no sabe si por eso o por ser estrella del punk local por más de una década; pero se recupera de inmediato para seguir vituperando lo que se le antoje.

Foto Juan Oviedo.

En un instante termina toda su irreverencia con un último gesto. Durante la rola Chica de Asia, Ferko se desajusta el cinturón, baja sus pantalones, enseña las nalgas al público y recarga gentilmente el micrófono en el culo como si este fuera a cantar.  “Lux Interior, vocalista de The Cramps, siempre jugaba con el micrófono en el escenario. Un día me dije: me lo voy a meter en el culo. Digo, no estoy descubriendo el hilo negro”- explica Ferko. Y así se dirige con sinceridad a una sociedad apática que no reacciona ante la mierda que la rodea. Unos se ríen, otros se asquean -y eso que no lo han visto vomitar-. El ingeniero de audio del lugar apaga abruptamente el equipo. Es su micrófono. “A la verga. Aquí se acabó su desmadrito”.

Haciendo buen uso del micrófono.

En Monterrey mucha gente va a las tocadas a tomar. No les importa mucho la música o las bandas. En una sociedad tan conservadora como la nuestra, el espectáculo que monta Ferko parece la única expresión irreverente del punk local hoy en día. Vomita en el escenario, pelea a golpes con sus compañeros de banda y toquetea a cualquier asistente que se deje. “Tengo un vómito monodireccional”- presume Ferko. Esta cualidad surgió hace algunos años luego de una fiesta con alberca. Sin saber nadar, Ferko se fue a lo más profundo. Quedó inconsciente dentro del agua. Entre vómitos de sangre, recuerda que sus amigos murmuraban que estaba muerto. La cruz verde y el hospital de zona rechazaron atenderlo porque pensaban que ya no había mucho qué hacer. Ahora se le facilita vomitar. Este tipo de historias acrecentan su desvergonzada fama.

El vómito monodireccional.

Como vocalista de Zyklon B, con un punk clásico al estilo español, Ferko lleva más de 10 años cantando sobre asesinatos, ultraviolencia y violaciones en una época donde existe una paranoia por la corrección política. Ofende a una generación ya ofendida, les muestra las nalgas y les canta por el culo. “Nunca me ha dado pena, excepto cuando hay señoras y niños entre el público; pero para empezar ¿qué están haciendo ahí?”-, finaliza Ferko.

Desde los inicios de la banda en el año 2000, Gera, Andy, Óscar y Ferko buscaron alejarse del punk comprometido de su época y se fueron a una dirección más satírica e insolente. Ferko admiraba la conexión con el público que tenían los vocalistas de bandas locales como Alcoholic Youth o Madriza Salvaje. Su versión resultó en algo más personal que implica darle al público basca y mierda. Muy parecido a otros de sus coetáneos como Edwin, el vocalista de los Margaritos, quien al estilo Pink Flamingos, cagó en un plato y se lo comió como parte de su show.

Zyklon B dándole en el Café Iguana.

En ocasiones, la leyenda de Ferko supera a su persona. Su compromiso implícito con la desfachatez y el escándalo cada vez que toca lo sobrepasan. Los años y las tribulaciones de la vida moderna no pueden afectar a la figura punk de Ferko.  “Cuando toco sobrio la banda espera que haga muchas cosas. Al final me reclaman que por qué no me pegué con el micrófono o me reventé una caguama en la cabeza”- comenta. A final de cuentas, es víctima de su propio personaje.   

Ferko después de pintar un mural en la Cueva de Osos. Foto Juan Oviedo.

Comments

comments

agosto 23, 2017

About Author

admin


Lagarto no. 8 (PDF)
Lagarto no. 8 (PDF)
lagarto no. 4 (PDF)
lagarto no. 4 (PDF)
Lagarto no. 7 (PDF)
Lagarto no. 7 (PDF)
lagarto no. 3 (PDF)
lagarto no. 3 (PDF)
Lagarto no. 6 (Pdf)
Lagarto no. 6 (Pdf)
lagarto no. 2 (PDF)
lagarto no. 2 (PDF)
MÁS FOTOS
Lagarto no. 5 (pdf)
Lagarto no. 5 (pdf)
Lagarto no. 1 (PDF)
Lagarto no. 1 (PDF)
Sigue a LAGARTO
wordpress statistics