El canto de La Gallo
MÚSICA

El canto de La Gallo

Entre malabares, lucha, porros y beats La Gallo, rapera regiomontana, se abre paso en el mundo del hip hop mexicano

 Por Javier Ibarra

 Grecia Fuentes, de 20 años, antes de ser La Gallo era una luchadora olímpica que representó a Nuevo León en 2014. Pero la lucha, no solo como deporte, también ocurrió en su adolescencia. Los problemas familiares hicieron que vagara por la calle y conociera los malabares y el hip hop

Cuando era niña sus abuelos oían melodías rancheras, fue su primer acercamiento a la música. Cursando la secundaria se enteró del rap. “De las primeras cosas que escuché fue a Lingo M, que estaba muy malandro”, recuerda. Por lo mismo, no se sentía identificada pero las rimas y beats la atraparon.

“Estuve viajando en tráileres hasta Tijuana, donde aprendí a ganarme la vida con el diábolo en los semáforos”, dice la rapera. “También empecé a escribir mis pensamientos en un diario”. Escribió tres canciones que hablaban de superarse en la vida y en los dos meses que estuvo en Tijuana comenzó a rapear.

Siguió viajando de raite y llegó a Nuevo Laredo, Tamaulipas y después a Reynosa donde conoció a un grupo de malabaristas que formaba parte del Centro Alaken. “Ahí se dedican a dar talleres culturales y mi acercamiento con el rap hizo que ayudara a organizar eventos de hip hop para ayudar a adolescentes envueltos en problemas”, dice.

Su primer show lo dio ahí e interpretó las tres rolas de su diario. No obstante, siendo una zona con los índices más altos de delincuencia organizada del país, La Gallo se sumergió en ese oscuro mundo y se alejó del hip hop. Más tarde logró salir adelante y retomó su pasión por el rap, tanto que se fue de tour por México con unas bandas de rock con las que improvisaba.

Su proyecto musical poco a poco tomaba forma. “Descargaba beats de YouTube y conocí a gente que los hacía y se los compraba con mis ganancias del malabarismo o con lo que sacaba rapeando en los camiones”, explica.

Foto: Kenia M.

Comenzó a fumar mariguana con sus amigos y se hizo del apodo La Gallo, porque siempre le dice así a la mota. Componía canciones sobre lo que vivía hasta mejorar su estilo y buscó ser lo más agresiva posible en su lírica. 

El crew con quien trabaja es Beat MK, formado por Mario Tobías, un productor de la vieja escuela del rap regio. Explica que es difícil trabajar entre puros hombres. “Los prejuicios siempre están presentes, la gente se imagina cosas”, dice. Pero algo que los une es la mariguana. Antes de escribir canciones suele fumar. “La yerba siempre está conmigo para relajarme”, explica la rapera. 

En sus letras tal vez no esté tan marcado su consumo, pero ella sabe que quien escucha su música entiende que La Gallo es una amante del cannabis. 

Youtube: La Gallo

Logo La Gallo / Cortesía

Comments

comments

abril 29, 2020

About Author

admin


Lagarto no. 12
Lagarto no. 12
Lagarto no. 8 (PDF)
Lagarto no. 8 (PDF)
lagarto no. 4 (PDF)
lagarto no. 4 (PDF)
Sigue a LAGARTO
LAGARTO NO. 11 (PDF)
LAGARTO NO. 11 (PDF)
Lagarto no. 7 (PDF)
Lagarto no. 7 (PDF)
lagarto no. 3 (PDF)
lagarto no. 3 (PDF)
LAGARTO NO. 10 (PDF)
LAGARTO NO. 10 (PDF)
Lagarto no. 6 (Pdf)
Lagarto no. 6 (Pdf)
lagarto no. 2 (PDF)
lagarto no. 2 (PDF)
Lagarto no. 9 (PDF)
Lagarto no. 9 (PDF)
Lagarto no. 5 (pdf)
Lagarto no. 5 (pdf)
Lagarto no. 1 (PDF)
Lagarto no. 1 (PDF)
MÁS FOTOS Y VIDEOS
wordpress statistics