La relevancia de una heroína
CINE

La relevancia de una heroína

De la inspiración a cambiar la perspectiva del mundo

Por J Luis Rivera

Uno de los efectos más interesantes del cine como arte y entretenimiento es la capacidad que tienen ciertas películas para inspirar. No estamos hablando de su potencial como herramienta educativa, sino de algo mucho más primigenio y básico: la identificación con los héroes.

Tras el estreno de Wonder Woman (2017, Patty Jenkins) hubo reportes de audiencias donde las mujeres lloraban en las escenas de acción. Reacción que provenía del sencillo hecho de que era algo que no se había visto en el cine recientemente, y que hacía falta: la identificación con una heroína que no fuera una extensión de un protagonista masculino. Un personaje que fuera un héroe en el sentido clásico, pero que fuera mujer.

Mujeres heroicas han existido siempre. Personajes como Ripley de la saga de Alien (1979, Ridley Scott y secuelas) o Furiosa en Mad Max: Fury Road (2015, George Miller) ya habían representado a la mujer poderosa. La diferencia entre estas y Wonder Woman radica en lo absoluto de la identificación. Ripley, por ejemplo, es una persona ordinaria que se ve envuelta en una situación totalmente extraordinaria; Furiosa es explicada a través de una venganza contra las normas de su mundo. Wonder Woman es una heroína que hace lo que hace por su propia naturaleza. Es una heroína más simple y más universal. Es el equivalente de Superman y, por ende, de los viejos héroes culturales como Gilgamesh, Aquiles, Siegfried, etc. Es un un ideal al cual aspirar.

Y es esa la importancia de Wonder Woman y la razón de su efecto en la audiencia. Es un personaje que inspira. Y aunque por fuera sea una figura norteamericana interpretada por una actriz israelí, lo universal del personaje ha resultado en que las niñas del mundo puedan tener una heroína a la cual imitar; una heroína que no se limita a ayudar a un protagonista masculino, sino que es ella quien dirige su propia historia.

Esto no aplica solo para las mujeres, sino para cualquier grupo social que no esté representado en el cine. Si los latinos son siempre vistos como pandilleros, los negros como drogadictos y los árabes como terroristas, crece la idea de que eso es lo único que pueden ser.

Existe por supuesto quien ve estos esfuerzos por reflejar la diversidad de la sociedad actual como un ataque heterofóbico a lo masculino y a lo blanco. Nada más lejos de la verdad. La búsqueda de la diversidad en el cine no es un capricho o moda pasajera. Es una necesidad vital que afortunadamente comienza a ser atendida.

Nuestro cine nacional podría seguir ese camino y abrir los ojos a historias que no se limiten a retratar nuestra realidad, sino que apunten a la posibilidad de cambiarla. Tantos niños mexicanos que se disfrazan del Capitán América, ¿no sería genial que se disfrazaran de Kalimán o de algún nuevo héroe mexicano con el que se identificaran?

Comments

comments

agosto 23, 2017

About Author

admin


Lagarto no. 8 (PDF)
Lagarto no. 8 (PDF)
lagarto no. 4 (PDF)
lagarto no. 4 (PDF)
Lagarto no. 7 (PDF)
Lagarto no. 7 (PDF)
lagarto no. 3 (PDF)
lagarto no. 3 (PDF)
Lagarto no. 6 (Pdf)
Lagarto no. 6 (Pdf)
lagarto no. 2 (PDF)
lagarto no. 2 (PDF)
MÁS FOTOS
Lagarto no. 5 (pdf)
Lagarto no. 5 (pdf)
Lagarto no. 1 (PDF)
Lagarto no. 1 (PDF)
Sigue a LAGARTO
wordpress statistics