La Masacre en Texas y el fin de los hippies
CINE

La Masacre en Texas y el fin de los hippies

El pasado 26 de agosto falleció Tobe Hooper, director de La Masacre en Texas, una película que revolucionó el cine de terror en la época de los 70

Por J Luis Rivera

Ilustración: Neh Decoh

La década de los setenta trajo consigo un despertar al lado oscuro para muchos ciudadanos estadounidenses. La Familia Manson, la guerra en Vietnam y el caso Watergate parecían demostrar que el sueño hippie había terminado y la realidad era más terrible de lo que se pensaba. Fue esta atmósfera de confusión, desconfianza y miedo la que inspiró a un joven cineasta tejano a crear una película que rompería esquemas y sería luego considerada una de las más aterradoras de todos los tiempos: The Texas Chainsaw Massacre.

Tobe Hooper concibió la historia como una reacción al amarillismo de los medios de la época y acorde a su filosofía sobre el ser humano como el peor de los monstruos. Con ayuda de su amigo Kim Hinkel, Hooper escribió el guión y pronto pudieron reunir un pequeño presupuesto que les permitiría filmar por un mes. Para el elenco, Hooper reunió a un grupo de jóvenes actores que apenas hacían sus pininos en el teatro y la TV local.

Naturalmente, Hooper y su equipo se enfrentaron a todos los problemas típicos de trabajar con bajo presupuesto: jornadas de 16 horas, vestuarios únicos (que por supuesto no se podían lavar por miedo a dañarlos), escenas peligrosas y difíciles de realizar, y todo bajo el inclemente sol tejano que pasaba los 40°C. Sin embargo, el resultado final sería avasallador pues The Texas Chainsaw Massacre se convertiría en uno de los filmes más exitosos de 1974.

Algo fascinante de The Texas Chainsaw Massacre es la maestría con la que Hooper filma la violencia de la historia. A pesar de que técnicamente es poco lo que se ve en pantalla, la sensación que deja la cinta es que se ha presenciado algo brutal. Incluso reseñas de la época mencionan un “exceso de sangre” o “violencia extrema” cuando en realidad no hay tal cosa. Hooper logra que esa violencia esté en realidad en la cabeza del espectador.

Este efecto es logrado en gran parte por la habilidad de Hooper para crear una atmósfera de gran realismo en su estética. Los diálogos, las actuaciones y la cámara brindan al inicio una sensación de normalidad tan fuerte que parece documental (Hooper trabajó los años previos como camarógrafo en documentales), por lo que, al entrar al mundo de pesadilla en el que viven Leatherface y su sicótica familia, el golpe resulta devastador.

Tras su estreno, The Texas Chainsaw Massacre se consolidó como un clásico del género de horror. Una película que revolucionó la historia del cine. Pronto múltiples cintas intentaron seguir la ruta trazada por Hooper y el género slasher se cimentaría cuatro años después con Halloween de John Carpenter. Ahora que Hooper ha fallecido hace solo unos días, un rápido análisis de su carrera podría hacernos pensar que no hizo nada valioso tras The Texas Chainsaw Massacre. Sin embargo, eso no le quita el mérito de haber realizado una de las mejores cintas de horror de todos los tiempos.

 

ILUSTRACIÓN: Neh Decoh

 

Comments

comments

octubre 29, 2017

About Author

admin


LAGARTO NO. 10 (PDF)
LAGARTO NO. 10 (PDF)
Lagarto no. 6 (Pdf)
Lagarto no. 6 (Pdf)
lagarto no. 2 (PDF)
lagarto no. 2 (PDF)

http://www.lagarto.mx/googlebe20ba810f473c94.html

Lagarto no. 9 (PDF)
Lagarto no. 9 (PDF)
Lagarto no. 5 (pdf)
Lagarto no. 5 (pdf)
Lagarto no. 1 (PDF)
Lagarto no. 1 (PDF)
Lagarto no. 8 (PDF)
Lagarto no. 8 (PDF)
lagarto no. 4 (PDF)
lagarto no. 4 (PDF)
MÁS FOTOS
Lagarto no. 7 (PDF)
Lagarto no. 7 (PDF)
lagarto no. 3 (PDF)
lagarto no. 3 (PDF)
Sigue a LAGARTO
wordpress statistics