Regias del Drag: Shantay you stay
ARTE

Regias del Drag: Shantay you stay

¿Qué tanto trasciende un programa de televisión sobre diversidad sexual en la ciudad que más discrimina del país?

Por Alma Vigil

En el camerino de un antro gay llamado Brut 33, Carlos Briano, orquestador de Regias del Drag, cubre sus cejas con un pegamento en barra como primer paso para su metamorfosis. El reflejo masculino en el espejo se va afeminando para dejar salir a Bree, su antagonista drag.

Dentro del werk room norteño, entre cuadros de hombres semidesnudos, pelucas, ropa, glitter y hule espuma para pronunciar las caderas, se encuentran también Orlando, el propietario del bar, y Arturo, el gerente, conocido también como Ana Dalai -nombre de la hija difunta de Gloria Trevi-. Los tres concretaron Regias del Drag y en enero del 2017 se presentó la primera temporada.

Digamos que Regias es una competencia parecida al show RuPaul Drag Race (RPDR) pero en región cuatro. Cada semana hay retos; la diferencia con el show norteamericano es que aquí son en vivo y en un bar, sin cámaras, sin una edición explosiva que te deja gagging, y por supuesto, sin RuPaul.

Aunque sí hay una reina ganadora, elegida entre diez drag queens por tres jueces, un premio monetario y una labor implícita de apertura para el drag y la diversidad sexual.

Carlos cuenta cómo inició el proyecto: “Para el primer casting, con que quisieran subirse al escenario era suficiente, porque no muchas querían. Eso es lo más difícil, atreverse”.

Foto Mista Boo por Unosobrecuatro.

Además, a diferencia de la versión de RuPaul, donde todavía se debaten si una mujer trans puede o no ser drag, en Monterrey no importa quién seas. La evidencia son las faux queens (mujeres biológicas drags) que han participado. Una de ellas casi gana la corona en la primera temporada; pero Mista Boo la venció.

Carlos es un youtuber quien, luego de residir en la capital donde tuvo un programa llamado Reinas del Drag y vivir de cerca La Carrera Drag de la CDMX, decidió crear la versión regiomontana.  “Lo que me gusta del drag es la diversión. Es una fantasía y una ilusión para salirte de lo cotidiano”, comenta Carlos, egresado de la Facultad de Artes Visuales de la UANL.

Bree junto a Ana Dalai y los jueces de casa, Paty Piñata y Pablo Gvajardo, presentarán también la segunda temporada que arranca a finales de julio de este año. Ahora esta competencia ha permitido una apertura para una verdadera escena drag y se logró un pequeño cambio cultural, diferenciándolo del travestismo.
“Un travesti es un hombre que se viste de mujer y por lo general es un imitador. El drag es un personaje y una historia. Tiene un trabajo creativo más profundo” explica Briano.

Por el contrario, una drag queen es una representación exagerada y caricaturizada de los estereotipos alrededor de la mujer en una forma histriónica y artística.

En Monterrey, el arribo del drag ha logrado algo más importante: “No es solo un concurso. Se formó una familia entre nosotros y estamos creando esta nueva comunidad”, dice Carlos, ya convertido en Bree y casi listo para dar uno de sus espectáculos.

Gracias a un reality show, esta ciudad, que muchas veces parece un rancho de doble moral, machismo, lleno de vaquerobvias y musculocas de clóset, está cambiando. Por eso, como dice MamaRu, Regias del Drag, Shantay you stay!

Comments

comments

Junio 29, 2017

About Author

admin


Lagarto no. 6 (Pdf)
Lagarto no. 6 (Pdf)
lagarto no. 2 (PDF)
lagarto no. 2 (PDF)
Lagarto no. 5 (pdf)
Lagarto no. 5 (pdf)
Lagarto no. 1 (PDF)
Lagarto no. 1 (PDF)
lagarto no. 4 (PDF)
lagarto no. 4 (PDF)
MÁS FOTOS
lagarto no. 3 (PDF)
lagarto no. 3 (PDF)
Sigue a LAGARTO
wordpress statistics