Manitas Nerviosas. Sexo: ninguno
ARTE, MÚSICA

Manitas Nerviosas. Sexo: ninguno

Música, arte y transgresión son los elementos que componen a Mou, conocido también como Manitas Nerviosas, una artista regiomontana sin sexo ni etiquetas

Por Alex Castaño

Mou dibuja y hace música desde que tiene memoria; desde sus días marginados en El Regio, un colegio de tradición en la ciudad y –anteriormente- exclusivo para varones. Con una educación muy restrictiva y católica, todo su universo se reducía al mundo masculino. Para Mou, la falta de una contraparte, lo llevó a crearse una identidad femenina.

Hoy las paredes de su estudio se componen de dibujos y acuarelas que ha hecho. En estos trabajos resalta la constante de chicas de piernas largas, ojos grandes, vestidas de látex, con accesorios sado y colores como el morado y el verde. “Mis amigos me dicen: cada vez te pareces más a tus dibujos. Y sí pienso en eso cuando me maquillo”, cuenta Mou.

Su último proyecto musical llamado Manitas Nerviosas es muy personal. En la portada de su disco Ilumíname (2017), Mou lleva los labios rojos, muestra sus hombros, sus piernas las cubren unas medias, en su cuello trae un collar de perlas y en sus manos un ramo de rosas rojas. “Nunca había pasado esto de exponerme. Siempre era detrás de las bandas de baterista o de cantante. Había un velo protegiéndome. Luego entendí que mi cuerpo también podía ser un vehículo para expresar mi música”, comenta.

Cansado de tener bandas y del rock, creó este proyecto para tener la libertad de explorar y experimentar en solitario con sus sintetizadores, cajas de ritmos y pedales, diferentes ritmos que incluyen baladas, techno y dance.

Sus presentaciones en vivo eran al principio un caos sonoro de improvisación. Al igual que con su identidad de género, fueron varios años de estar probando y deconstruyendo lo conocido para encontrar su lugar. Ahora que se siente a gusto con la música que está haciendo, ha generado una reacción muy positiva en su público. Le llega a la gente de una forma en la que antes no lo hacía debido a que su música es más sincera.

Haber encontrado un círculo de amistades en el que se sintió cómoda fue una de las razones que lo impulsó a jugar en permanencia con lo masculino y lo femenino. Hoy se refiere a sí mismo como ella. Al principio lo tomó como una excusa para subirse al escenario y ponerle una imagen a lo que estaba haciendo; pronto se convirtió en un estilo de vida con sus virtudes y sus complicaciones.

Vivir como gender fluid en una ciudad tan mocha como esta ha llevado a Mou a entender la opresión de género y la realidad que viven las mujeres todos los días. Tuvo que reaprender a moverse en el centro por la noche y a no poner en riesgo su integridad y la de las personas que van con ella. “En mi cabeza todavía hay una nube rara de ideas y consejos sobre los géneros. Me gustaría sentirme identificada con una preferencia y encontrar mi gente; pero no es así. Me estoy haciendo asexual. Esa es la tirada: no necesitar el sexo”- concluye.

El futuro pinta lleno de experimentación sonora y estética para Mou. Pronto estrena su nuevo sencillo Devoción bajo el sello independiente de música electrónica Maligna y está trabajando en un video musical dirigido por Selma Oxxor. Ser vato en leginns en una tocada de rock es igual de transgresor que tocar una balada en una fiesta electrónica. Y eso es justamente lo que aporta Manitas Nerviosas a la escena de la música independiente de la ciudad. Mou no tiene ninguna intención de etiquetar lo que hace ni lo que es. Lo único permanente es la desobediencia a lo establecido.

Comments

comments

junio 29, 2017

About Author

admin


Lagarto no. 8 (PDF)
Lagarto no. 8 (PDF)
lagarto no. 4 (PDF)
lagarto no. 4 (PDF)
Lagarto no. 7 (PDF)
Lagarto no. 7 (PDF)
lagarto no. 3 (PDF)
lagarto no. 3 (PDF)
Lagarto no. 6 (Pdf)
Lagarto no. 6 (Pdf)
lagarto no. 2 (PDF)
lagarto no. 2 (PDF)
MÁS FOTOS
Lagarto no. 5 (pdf)
Lagarto no. 5 (pdf)
Lagarto no. 1 (PDF)
Lagarto no. 1 (PDF)
Sigue a LAGARTO
wordpress statistics